La proptech pretende fortalecer y consolidar su posición de liderazgo en el mercado inmobiliario español

 – La compañía de servicios inmobiliarios Housell ha estado respaldada por el fondo de inversión estadounidense Cerberus -que confía en Housell desde 2017- y por el gran grupo mediático Axel Springer (SPRGn.DE). Este último, es inversor de varias compañías inmobiliarias internacionales, entre las que se encuentra la pionera Purplebricks, proptech de origen británico valorada en más 350 millones de euros, y en la que recientemente ha duplicado su inversión alcanzando un 26.6%, reforzando aún más su apuesta por el sector.

Esta apuesta por parte de los inversores tiene como objetivo impulsar el crecimiento y consolidar la posición de liderazgo de Housell en el sector, que ha logrado hacerse con el 60% de la cuota de mercado proptech en España y vender más de 2.000 viviendas hasta la fecha.

Housell nació con el objetivo de simplificar y automatizar las transacciones inmobiliarias y aportar transparencia al sector inmobiliario. La compañía proporciona a compradores y vendedores una innovadora forma de mejorar procesos que antes se consideraban poco transparentes y difíciles, como es la agendación de visitas, el acceso a las estadísticas del anuncio o la comunicación directa entre compradores y vendedores.

Según Guillermo Llibre, CEO de Housell,  “gracias a la digitalización de los procesos de compra y venta, Housell ha aportado una transparencia a la industria inmobiliaria española que antes no existía, lo que nos ha permitido romper las reglas del sector inmobiliario en sólo dos años”.

Con la mejora de la tecnología implicada en el proceso, Housell ofrece una experiencia sencilla y positiva para compradores y vendedores. Los tiempos medios de venta se reducen drásticamente con respecto a las agencias tradicionales tanto en grandes ciudades como Madrid (43 días), Barcelona (50 días) o Sevilla (60 días), como a nivel nacional (120 días). La satisfacción de los usuarios se hace patente en plataformas como Trustpilot, donde la compañía acumula más de 1.100 reseñas positivas con una puntuación de 9/10.

Guillermo Llibre, apunta: “Vender una casa es una de las transacciones financieras más importantes que una persona hace en su vida. Nuestra prioridad es hacer que cada punto a lo largo del ciclo de la venta de una casa sea asequible, digital y sin preocupaciones. Con esta ronda financiera, seguiremos creciendo y revolucionando el mercado con un objetivo claro: continuar optimizando y transformando el actual proceso de venta en una experiencia más ágil y sin comisiones”.