Espera abrir sus puertas en marzo de 2020

El futuro Hotel Maravilla Palace, un hotel boutique de cuatro estrellas en el centro de Estepona (Málaga), es ya una realidad y se espera que abra sus puertas en marzo de 2020. Tras una inversión de 17 millones de euros, dará trabajo a más de 120 personas de forma directa y 400 indirectos.

Christopher Eller, hijo del propietario del hotel Richard Eller, avanzó, en la presentación del proyecto en Sevilla, uno de los aspectos más relevantes del alojamiento y muy relacionado con la tradición cervecera familiar. “El Maravilla Palace tendrá tres plantas dedicadas a la producción propia, dedicando el sótano -1 y -2 a los tanques de fermentación, que se podrán ver desde distintas partes del hotel”.

Así, ha explicado que, bajo las marcas Ellerbräu y Christophorus, se elaborarán cinco tipos de cerveza creadas baja la estricta ley de pureza alemana de 1516, hasta otras de ingredientes más anglosajones. “Ellerbräu reunirá versiones de trigo, más oscura y pilsner, y Christophorus -que hereda mi nombre- se centrará más en IPA y PALE ALE”, avanzó. La producción inicial de la cervecería será de 300.000 litros anuales y contará con una sala de cocción de 1.000 litros. Está previsto que la fábrica de empleo a 25 personas de forma directa entre maestros cerveceros, camareros y ayudantes.

hotel maravilla palace 2

En la presentación, Christopher estuvo acompañado por Jorge Velasco, responsable del proyecto; el interiorista Jordi Cuenca, CEO de Verum Hotel Development, y el director de Recursos Humanos de Silken, Amado Jiménez.

Jorge Velasco, que destacó la “personalidad marcada y destacada” de un hotel que “más que un proyecto es una realidad”, reconoció que se ha trabajado “más en los intangibles, aquellos aspectos que no se ven, pero que sí se aprecian, sin ser intrusivos con el huésped”.

El responsable del proyecto también resaltó la oferta de restauración que incluirá el hotel, “un viaje culinario” con protagonismo del “diseño” y la relación precio y calidad de los alimentos. “Serán locales abiertos, difíciles de percibir que forman parte del hotel, aunque la gestión sea la misma”. También apuntó que en la cervecería “se darán clases para maestro cervecero y se llegará a convenios de colaboración con escuelas de hostelería”.

Por su parte, el interiorista y encargado del diseño del Maravilla Palace, Jordi Cuenca, aseguraba que el estilo del hotel contiene “una impronta muy personal para un proyecto muy personal”. “El cliente querrá ir al hotel, será un hotel destino”, avanzó.

El acto concluyó con la intervención del director de Recursos Humanos de hoteles Silken, Amado Jiménez, cadena que comercializará al Hotel Maravilla Palace. “Lo que queremos aportar es arquitectura, interiorismo y sobre todo experiencia, donde el trato a las personas sea lo primero, algo que caracteriza Silken”.

El Hotel Maravilla Palace está edificado a 100 metros del mar en una parcela de unos 800 metros cuadrados y constará de 49 habitaciones -todas ellas con luz natural-, piscina y jacuzzi. Sus habitaciones tendrán distintas disposiciones: dobles, convertibles en triples o Junior Suites.