El paciente recibe el alta hospitalaria el mismo día de la operación o al día siguiente, una vez que se recupera de la anestesia

La endoscopia de columna supone un hito revolucionario en el ámbito de la cirugía de columna. En el Hospital Quirónsalud Marbella, los traumatólogos Antonio Ayllón y Miguel Ángel Rodríguez realizan esta innovadora técnica que ha supuesto una revolución en el tratamiento de hernia discal, estenosis foraminal y de canal, así como hipertrofía facetaria.

“La endoscopia de columna es una técnica de mínima invasión a la vanguardia de la cirugía de columna.  A través de una mínima incisión, de 0.8 mm y un sistema de visión de imagen en alta definición realizamos el tratamiento quirúrgico”, explica el doctor Rodríguez.

Para el especialista del Hospital Quirónsalud Marbella otro de los beneficios destacados de esta intervención es la esperanza que ofrece a pacientes no aptos para la cirugía convencional. “El rango de edad de pacientes candidatos a la técnica se amplía debido la reducción del tiempo quirúrgico y la mínima agresión a las estructuras anatómicas siendo así susceptibles de tratamiento pacientes de avanzada edad con patología de base que no serían candidatos en la cirugía tradicional”, puntualiza.

Postoperatorio y vuelta a la actividad

Generalmente para la endoscopia de columna es habitual la anestesia general si bien en determinados casos se puede realizar con anestesia raquídea o local y el tiempo habitual de desarrollo de la intervención se sitúa en entorno a los 60 minutos.

El periodo de postoperatorio se reduce notablemente con respecto a la intervención quirúrgica tradicional. “La endoscopia permite la movilización del paciente y la deambulación en las 6-8 horas posteriores a la intervención. El dolor desaparece de forma inmediata después de la cirugía y el paciente recibe el alta hospitalaria el mismo día de la operación o al siguiente, una vez que se recupera de la anestesia, detalla el traumatólogo Miguel Ángel Rodríguez.

Otra de las ventajas sin duda muy valorada por los especialistas y pacientes es el riesgo de infección “0” gracias a la mínima incisión que se realiza en la endoscopia avanzada de columna y la ausencia de complicaciones degenerativas, “ya que tratamos de volver a la anatomía original sin utilizar instrumentación (tornillos, placas, barras…)”, asegura el especialista.