Un acto solemne al que han acudido todos los poderes del Estado, un centenar de víctimas y familiares de fallecidos, además de representantes internacionales

El Rey Felipe VI, acompañado por la Reina y sus hijas, ha presidido este jueves en la Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid el homenaje de Estado a las víctimas del COVID-19.

El Rey ha afirmado que España ha dado “una lección de inmenso valor” y de espíritu de superación durante la pandemia y ha pedido actuar unidos, desde “el respeto y el entendimiento”, para poder mirar el futuro con “confianza y esperanza”.

Por su parte, el hermano del periodista José María Calleja, fallecido por coronavirus, ha recordado a las víctimas del COVID-19 y la enfermera Aroa López, del Hospital Vall d’Hebro,n recordó la labor de los sanitarios así como de los reponedores, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que cuidaban de todos los que estaban confinados.

El actor Jorge Sacristán ha leído poema de Octavio Paz: Silencio.

La ceremonia, de carácter civil, ha sido un acto solemne al que han acudido todos los poderes del Estado, un centenar de víctimas y familiares de fallecidos y representantes internacionales.