El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, confirmó este viernes que la Unión Europea y el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) han logrado pactar un acuerdo comercial.

«El acuerdo comercial con Mercosur hecho! Un momento histórico. En medio de las tensiones comerciales internacionales, estamos enviando una señal potente de que apoyamos el comercio basado en normas», escribió el político en su perfil de la red social Twitter.

La satisfacción es absoluta entre los dos grandes impulsores del acuerdo, Argentina y Brasil. El Gobierno que encabeza Mauricio Macri indicó en un comunicado que se trata de un “hito para la inserción internacional” de Argentina porque aumentará las exportaciones de las economías regionales y consolida la participación de las empresas del país en cadenas globales, entre otros aspectos. “Es el resultado de un esfuerzo de diálogo, coordinación y entendimiento tanto entre los países miembros del Mercosur, así como entre sus gobiernos y el sector privado, cámaras sectoriales y asociaciones sindicales de cada uno de ellos”, afirmó.

Desde Brasil, el propio presidente Jair Bolsonaro, quien se encuentra en Japón para participar de la cumbre del G20 que se está celebrando en la ciudad de Osaka, también sostuvo que el acuerdo comercial “será uno de los más importantes de todos los tiempos” y que resultará en “enormes beneficios” para la economía brasileña.

No obstante, la aprobación del acuerdo no será una fácil tarea: países como Francia temen que se encarezca el precio de las importaciones de ternera, mientras que los grupos medioambientales, que ganaron presencia en el Parlamento Europeo tras las elecciones europeas, sostienen que el acuerdo puede acelerar la deforestación.

Tanto los países de la UE como el Parlamento Europeo deben ratificar el acuerdo para que se implemente.