Todos los hogares tendrán que sintonizar sus  televisores este domingo, 26 de octubre, coincidiendo con la llegada del horario de invierno y el cambio de hora, ya que ha sido la fecha designada para el cambio de ubicación de todos los canales de TDT, debido al proceso de liberación del Dividendo Digital, que lo harán entre las 2 y las 6 de la mañana. Esta reordenación se produce para dejar libres las frecuencias que se van a destinar a la telefonía móvil 4G.

Para recibir los canales de televisión en sus nuevas frecuencias, todos los usuarios deberán sintonizarlos con el mando del televisor, como se hace habitualmente para buscar los canales digitales de la TDT. Los ciudadanos pueden consultar una guía de ayuda a la sintonización en www.televisiondigital.es. Aquellos que no realicen esta sintonización podrían dejar de ver momentáneamente algunos de los canales.

Adaptación de las instalaciones de antena colectiva

Además de esta sintonización, los edificios de tamaño medio o grande, equipados generalmente con amplificadores de monocanales o centralitas programables, deben realizar una adaptación de su antena colectiva lo antes posible, para poder ver todos los canales en sus nuevas frecuencias una vez se libere el Dividendo Digital. Para ello, tendrán que llamar a un instalador registrado para llevar a cabo esta intervención.

Las viviendas unifamiliares o las dotadas con centralitas de banda ancha no tendrán que realizar esta adaptación, y seguirán viendo todos los canales tras sintonizar su televisor este domingo 26 de octubre.

Plan de Ayudas

Como publicamos recientemente, el Gobierno ha puesto en marcha un Plan de Ayudas de más de 280 millones de euros para la adaptación de las instalaciones de antena colectiva. Estas ayudas están destinadas a las comunidades de propietarios de un edificio o conjunto de edificios de viviendas, sujeto al régimen de propiedad horizontal, y que tengan instalado un sistema de antena colectiva basado en amplificadores monocanal o en una centralita programable.

Se recomienda que la comunidad de vecinos solicite dos o tres presupuestos cuanto antes a diferentes instaladores registrados con el objeto de conseguir el mejor precio para la adaptación. Las ayudas cubrirán únicamente las actuaciones derivadas de la adaptación al proceso de liberación del dividendo digital, incluyendo las realizadas desde junio de 2014, y comenzarán a cobrarse a partir del 1 de enero de 2015.