Implicaría “el retorno” a la situación de calma previa a la escalada de violencia del último mes

El movimiento islamista palestino Hamás y las autoridades israelíes anunciaron la noche del lunes (31.08.2020) un acuerdo para poner fin a casi un mes de escalada casi diaria en la Franja de Gaza y sus inmediaciones.

Desde el 6 de agosto el ejército israelí bombardea casi todas las noches la Franja de Gaza en represalia por el lanzamiento de globos incendiarios e incluso disparos de cohetes desde el territorio palestino hacia Israel.

En respuesta a los globos incendiarios, que provocaron más de 400 incendios en Israel según datos de los bomberos, el Estado hebreo también endureció su bloqueo a Gaza, en vigor desde hace más de una década.

Permitirán pesca y paso de combustible a Gaza

En las últimas semanas, las autoridades israelíes prohibieron a los pescadores de Gaza el acceso al Mediterráneo, cerraron Kerem Shalom, el único paso fronterizo para las mercancías que circulan de Israel a Gaza, y detuvieron el suministro de combustible al densamente poblado territorio palestino, lo que forzó el cierre de la única central eléctrica de la Franja de Gaza, donde la mitad de sus dos millones de habitantes son pobres.

Tras el anuncio de Hamás, el organismo de coordinación de actividades del gobierno israelí en los Territorios Palestinos (Cogat) confirmó la reapertura de Kerem Shalom, la entrega a partir del martes de combustible a Gaza y la reanudación de la pesca en el Mediterráneo en un radio de 15 millas náuticas.

Según una fuente de Hamás que pidió el anonimato, la entrega de combustible permitirá poner en marcha la central eléctrica de Gaza.  Todas las facciones palestinas de la Franja de Gaza acordaron poner fin al lanzamiento de globos incendiarios y de proyectiles, añadió.