Los servicios de rescate han hallado este lunes las dos cajas negras del avión de pasajeros SSJ-100 que este domingo se incendió en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo tras efectuar un aterrizaje de emergencia, accidente en el que murieron 41 de las 78 personas que se hallaban a bordo.

El trabajo para recuperar los datos de las cajas negras puede llevar entre dos y cuatro semanas.

Asimismo, continúa la investigación de la aparente cadena de errores que sufrió el aparato antes del siniestro, y en el que han sobrevivido 37 personas y del que según las autoridades rusas, “la gran mayoría de los pasajeros salieron ilesos y por su propio pie”.