El documento sí fue suscrito por el jefe del Gobierno Nacional (GNA) libio, reconocido por la ONU, Fayez al Serraj, tras las maratonianas negociaciones celebradas el lunes en la capital rusa

Las consultas interlibias se celebraron con la mediación de Rusia y Turquía, pero no se informó de que Haftar y Al Serraj hayan mantenido un cara a cara.

Según el proyecto de documento final, ambas partes se comprometerían a garantizar un “respeto incondicional” del cese de las hostilidades que entró en vigor el pasado 12 de enero.

También acordarían la delimitación de una línea de contacto, lo que sería acompañado de medidas para estabilizar la situación sobre el terreno como el cese de todas las acciones ofensivas y una desescalada sincronizada de las tensiones militares.