Los líderes mundiales se reúnen de forma virtual para celebrar el 75º aniversario de la ONU

Pese a los grandes avances logrados por la humanidad durante las décadas que precedieron a los horrores de la Segunda Guerra Mundial como tratados de paz, la descolonización o las normas de derechos humanos, el Secretario General de las Naciones Unidas indicó este lunes que aún queda mucho trabajo por hacer en materia de igualdad de género, combate a la pobreza y el cambio climático, entre otras desigualdades.  

“Veinticinco años después de la Plataforma de Acción de Beijing, la desigualdad de género sigue siendo el mayor desafío individual a los derechos humanos en todo el mundo. Se avecina una catástrofe climática. La biodiversidad se derrumba”, denunció António Guterres durante la ceremonia de conmemoración del 75º aniversario de la creación de las Naciones Unidas.

A este cúmulo de dificultades añadió el peligro que entrañan las armas nucleares, así como las amenazas que crean las nuevas tecnologías y las fragilidades de alcance global que ha expuesto la pandemia del coronavirus

Sólo podemos enfrentarlas juntosHoy en día tenemos un superávit de desafíos multilaterales y un déficit de soluciones multilaterales”, subrayó Guterres.

El titular de la ONU aplaudió la adopción por parte de la Asamblea General de la Declaración sobre la conmemoración del 75º aniversario de las Naciones Unidas y “el empeño de revitalizar el multilateralismo”.

“El multilateralismo no es una opción sino una necesidad en nuestra tarea de reconstruir para lograr un mundo más igualitario, más resiliente y sostenible. Las Naciones Unidas deben estar en el centro de nuestros esfuerzos”, reza el documento.

Igualmente, solicita al Secretario General presentar un informe con recomendaciones “para promover nuestra agenda común y responder a los desafíos actuales y futuros”, antes del fin del período de sesiones en curso de la Asamblea General.

Guterres consideró que esta tarea supone un “proceso importante e inclusivo de “profunda reflexión”, y reiteró que es necesario un multilateralismo “más eficaz, con visión, ambición e impacto”.

“Nadie quiere un gobierno mundial, pero debemos trabajar juntos para mejorar la gobernanza mundial. En un mundo interconectado, necesitamos un multilateralismo en red, en el que la familia de las Naciones Unidas, las instituciones financieras internacionales, las organizaciones regionales, los bloques comerciales y otros actores trabajen juntos de manera más estrecha y eficaz”, explicó.