“Temo la posibilidad de una Gran Fractura: un mundo dividido en dos, con las dos economías más grandes de la tierra creando dos mundos separados y compitiendo el uno con el otro, cada uno con su propia moneda, reglas comerciales y financieras, su propia infraestructura de internet y de inteligencia artificial, y sus propias estrategias geopolíticas y militares de suma cero”, ha declarado el Secretario General de Naciones Unidas este martes.

Al presentar su Memoria Anual, que precede todos los años al debate de los líderes mundiales en la Asamblea General, António Guterres destacó que para evitar esta “Gran Fractura” es necesario mantener un sistema de poderes de ámbito universal basado en una economía mundial que respete al derecho internacional, en un mundo multipolar con fuertes instituciones multilaterales.

Preocupación por el Golfo Pérsico

En el apartado dedicado a la política internacional mencionó que persisten los conflictos, se extiende el terrorismo y se incrementa el riesgo de una nueva carrera armamentística. Denunció que todavía hay una multitud de situaciones sin resolverse “ desde Yemen hasta Libia, pasando por Afganistán y más allá”. 

“Una sucesión de acciones unilaterales amenaza con torpedear una solución de dos Estados entre Israel y Palestina. En Venezuela, cuatro millones de personas han huido del país, uno de los mayores desplazamientos del mundo”.

Pero en especial mostró su preocupación por la “alarmante posibilidad” de que se produzca un conflicto en el Golfo Pérsico “cuyas consecuencias el mundo no puede permitirse” y alertó que un pequeño ‘error de cálculo’ puede provocar una gran confrontación, por lo que es necesario ejercer la razón y la moderación”.

Del mismo, modo alertó sobre la incerteza que vive la Península de Corea y se mostró favorable a la celebración de una nueva cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su contraparte en la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un.

António Guterres durante el discurso de apertura del Debate General del 74º período de sesiones de la Asamblea General.