Empieza hoy en Madrid la cumbre que deberá sentar las bases de una nueva acción climática

– “Mi mensaje aquí hoy es de esperanza, no de desesperación”, dijo el Secretario General  de la ONU Antonio Guterres este domingo ante periodistas en Madrid luego de revelar las conclusiones clave del informe sobre el estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial que será publicado durante la conferencia COP25.

“Los últimos cinco años han sido los más calurosos jamás registrados. Los niveles del mar son los más altos en la historia humana “, dijo, enumerando los puntos de referencia que indican que” el punto de no retorno ya no está en el horizonte. Está a la vista y se precipita hacia nosotros ”, explicó António Guterres.

Agregó que sin embargo,  los científicos han proporcionado una hoja de ruta para limitar el aumento de la temperatura global a solo 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45 por ciento desde los niveles de 2010, para 2030.

“Hasta ahora, los esfuerzos han sido completamente insuficientes y los compromisos del Acuerdo de París todavía significan un aumento de 3,2 grados a menos que se tomen medidas más drásticas” dijo el titular de la ONU,  afirmando que aún así, limitar la temperatura global a un aumento de 1,5 grados “aún está al alcance”.

“Las tecnologías que son necesarias para hacer esto posible ya están disponibles”, agregó, “las señales de esperanza se están multiplicando. La opinión pública está despertando en todas partes. Los jóvenes muestran un notable liderazgo y movilización ”, dijo.

Para el Secretario, el ingrediente clave que falta es la voluntad política: “Voluntad política para ponerle precio al carbono. Voluntad política para detener los subsidios a los combustibles fósiles, o para cambiar los impuestos de los ingresos al carbono gravando la contaminación en lugar de las personas”, explicó.

Guterres aseguró que la excavación y perforación en búsqueda de combustibles fósiles tiene que detenerse y ser remplazada por energía renovable y soluciones basadas en la naturaleza para frenar drásticamente el cambio climático.

“En los cruciales 12 meses por venir, es esencial que garanticemos compromisos nacionales más ambiciosos, particularmente de los principales emisores, para comenzar a reducir de inmediato las emisiones de gases de efecto invernadero a un ritmo consistente para alcanzar la neutralidad de carbono para 2050”, aseguró.

El titular de la ONU dijo que al menos 100.000 millones de dólares deben estar disponibles para los países en desarrollo parala mitigación y la adaptación  al cambio climático y para tener en cuenta sus “expectativas legítimas de tener los recursos necesarios para desarrollar la resiliencia y para la respuesta y recuperación ante desastres”.

La “dimensión social” del cambio climático también debe ser primordial, de modo que los compromisos nacionales incluyan “una transición justa para las personas cuyos trabajos y medios de vida se ven afectados a medida que avanzamos de la economía gris a la verde”.

En conclusión, señaló: “Estamos en un hoyo profundo y todavía seguimos cavando. Pronto será demasiado profundo para escapar.