El Secretario General pidió este miércoles a los países que empiecen a usar dinero de sus planes nacionales de recuperación y respuesta contra la COVID-19 para ayudar a financiar la iniciativa de vacunas y tratamientos de la Organización Mundial de la Salud.

El programa ACT-Accelerator y su iniciativa COVAX para las vacunas han recibido por el momento 3000 millones de dólares, pero necesitan 35.000 millones más. Guterres dijo que esta cantidad no se conseguirá solo con ayuda al desarrollo y que financiar este programa es la única “forma segura y cierta de reabrir la economía global lo antes posible”.

“Francamente, esto no es un problema financiero, es una prueba de solidaridad. Es el momento de decir no al nacionalismo y sí a nuestra humanidad compartida. El acelerador ACT no entrega solo vacunas, pruebas y tratamientos. Entrega algo mucho más importante: esperanza”, sostuvo el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanon Gebreyesus.