Tras semanas de insistencia en que las partes cesaran las hostilidades para prepararse ante la llegada de la pandemia de la COVID-19 a uno de los países peor preparados del planeta para una emergencia sanitaria, los protagonistas del conflicto dieron finalmente un paso hacia adelante que abre una ventana al diálogo. 

Este miércoles, la coalición encabezada por Arabia Saudí en apoyo al Gobierno de Abd Rabu Mansur Hadi y los rebeldes hutíes del Yemen abrieron un espacio hacia el diálogo con el anuncio de un cese el fuego a partir de este jueves y una propuesta de paz, respectivamente. 

El secretario general de la ONU, António Guterres, dio la bienvenida este miércoles (08.04.2020) al alto el fuego declarado en Yemen, que dijo ayudará tanto en los avances hacia la paz del país como a los esfuerzos contra el coronavirus SARS-CoV-2, y pidió su implementación inmediata. 

“Ahora llamo al gobierno del Yemen y a Ansar Allah a que implementen su compromiso de un cese inmediato de hostilidades”, urgió Guterres en un comunicado remitido a la prensa, en el que también pidió a las autoridades yemeníes y a los rebeldes hutíes a comunicarse entre sí de buena fe y sin imponer condiciones previas. 

“Sólo a través del diálogo podrán las partes ponerse de acuerdo en un mecanismo para sostener un alto el fuego a nivel nacional, medidas humanitarias y económicas que levanten la confianza y alivien el sufrimiento del pueblo yemení, y la reanudación del proceso político para llegar a un acuerdo amplio que ponga fin al conflicto”, agregó.