La Consellería de Medio Ambiente dará a conocer Galicia a través de una particular guía de viajes centrada en difundir los valores naturales de la comunidad a través de sus árboles más singulares y relevantes. El documento, que acaba de editar la Xunta y fue presentado esta mañana en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) por la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, incluye una antología con los 50 ejemplares y formaciones arbóreas más notables incluidos en el catálogo gallego de árboles singulares, un registro creado hace 12 años pero en constante actualización.

La guía de viajes de los árboles y formaciones singulares es la primera de estas características que se edita en Galicia y, como explicó la conselleira, su objetivo es contribuir a la divulgación y difusión de la riqueza natural de la comunidad tanto entre los propios gallegos como entre los visitantes procedentes de otros puntos del país o del extranjero.

Para lograrlo, el documento incorpora información detallada y actualizada sobre cada uno de los ejemplares, con fotografías y una completa ficha técnica, así como rutas específicas que combinan el interés científico con las posibilidades que ofrecen estos enclaves para disfrutar de la naturaleza, e información de utilidad para el viajero, con datos sobre la oferta cultural, turística y gastronómica de cada zona. Por último, también incluye una pequeña guía de buenas prácticas y consejos para garantizar unas visitas sostenibles sin renunciar a la experiencia de poder conocer de cerca estos árboles.

La guía de viajes fue concebida, en este sentido, como un “producto turístico” que ayude a preservar nuestros recursos por la vía del conocimiento y la promoción de uno de los elementos más identificativos de la comunidad: sus árboles. “Los árboles están en el ADN de Galicia, son auténticos monumentos vivos y con identidad propia que es necesario proteger”, justificó Vázquez Mejuto durante la presentación de la guía en el stand de Galicia en Fitur.

Así, la conselleira explicó que el medio centenar de árboles y agrupaciones incluidos en la misma resaltan entre el resto de ejemplares del catálogo –que tiene en total 188 elementos pertenecientes a 75 especies distintas- por su singularidad, envergadura, antigüedad u otras características especiales, que los convierten en los más representativos de entre todos los existentes en Galicia.

Aplicando estos criterios, en la antología hecha en la guía figuran ejemplares tan conocidos y emblemáticos como la retícula de olivos del Pazo de Santa Cruz, un conjunto con más de 500 ejemplares localizado en el Ayuntamiento de Vedra (A Coruña); el imponente alcornoque de la Casa do Tristo, en A Pobra do Brollón (Lugo); la secuoya roja del Castelo de Soutomaior, en Pontevedra, que con sus 41,5 metros es la más grande de esta especie en Galicia; o el popular eucalipto O Avó, emplazado en el Souto da Retorta, en Viveiro, un espacio declarado monumento natural en el año 2002.