Guatemala confía reducir este año el índice de muertes violentas como resultado de los múltiples esfuerzos que ha emprendido el Estado para mejorar la seguridad, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de ese país en una entrevista con Radio ONU.

Carlos Morales visitó recientemente la sede de Naciones Unidas para entregar al presidente de la Asamblea General, Sam Kutesa, los resultados de una reunión de la OEA enfocada en el tema de las drogas y que fue celebrada en septiembre, en Antigua, Guatemala.

El objetivo es considerar las conclusiones de ese documento en la sesión especial de la Asamblea General sobre el Problema Mundial de las Drogas, a celebrarse en 2016.

Morales habló del impacto que genera el tráfico de drogas en su país y de las medidas adoptadas por el gobierno para contrarrestarlo.

“Guatemala es un país pequeño de 108.000 km cuadrados en donde una avioneta con droga nos cruza en 45 minutos, en donde no tenemos radares, nada más tenemos uno en el aeropuerto internacional Aurora. Entonces tenemos que valernos mucho de la cooperación que tenemos con los países vecinos”, explicó.

El canciller guatemalteco mencionó las relaciones de diálogo, intercambio de información e inteligencia en materia de lucha contra el crimen organizado con México, Honduras y El Salvador.

“Con El Salvador en este momento estamos replicando el esfuerzo que hicimos con México de crear un grupo binacional de intercambio de información que nos está permitiendo tener conocimiento exacto de cada kilómetro de la frontera. Con México, por ejemplo, compartimos una frontera de 959.7 km, hay ocho cruces formales y hay 56 cruces informales. Uno de los grandes acuerdos a los que llegamos con México para tener un mejor conocimiento del área es que estamos incrementando a 10 los cruces legales, estamos en un proceso de reconstrucción de toda la infraestructura fronteriza”, señaló.

El ministro Carlos Morales también señaló que al interior del país se han tomado varias medidas que incluye