Expertos de la ONU en Derechos humanos denuncian en un comunicado que en Guatemala se está intensificando “la intimidación y las amenazas” contra los jueces que han colaborado con la CICIG, la comisión contra la corrupción.

Los expertos dicen que la decisión del Gobierno de no acatar la resolución de la Corte de Constitucionalidad, que suspendió el fin del acuerdo de la Comisión Contra la Impunidad, ha debilitado el Estado de derecho en el país.

Según los relatores, “ha habido denuncias de intimidación y amenazas contra magistrados, jueces y fiscales” y por ello están “extremadamente preocupados porque estas personas y sus familias puedan estar en riesgo”.  También les preocupa la situación del personal nacional de la CICIG y de los agentes de policía asignados para apoyar a la comisión, así como de las víctimas y testigos.

“La protección de los derechos humanos en Guatemala y un poder judicial independiente deben ser puestos en el centro de los esfuerzos del Estado para combatir la impunidad y la corrupción”, dicen en el comunicado.