El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino del país, ordenó este jueves que se mantenga abierta la frontera con Brasil y las relaciones diplomáticas con Aruba, Curazao y Bonaire, luego de que el gobernante Nicolás Maduro decretara lo contrario.

En un “decreto presidencial” compartido en su cuenta de Twitter, Guaidó ordena “a los órganos del poder público responsables en las materias concernidas, se provea lo conducente para que se mantenga abierta la frontera con el hermano país de la República Federativa de Brasil”.

Guaidó señaló que su decreto se sostiene en el ejercicio de funciones como presidente encargado del país, tras proclamarse como tal en enero pasado al considerar ilegítimo al gobernante Nicolás Maduro por ganar en unas elecciones tachadas de fraudulentas.

El documento de Guaidó compartido en la red social hace referencia directa a la ayuda internacional cuya entrada al país ha intentado vetar el chavismo: “En mi condición de Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, reafirmo la autorización para que la ayuda humanitaria entre a Venezuela y consiguientemente ordeno a los diversos componentes de dicha Fuerza que actúen de acuerdo con esta instrucción”.