Ingresos combinados de casi 170.000 millones de euros

Fiat Chrysler y el grupo francés PSA han acordado trabajar para lograr una combinación completa de sus respectivos negocios propiedad del 50% de los accionistas de Groupe PSA y del 50% de los accionistas de FCA.

Según han explicado en un comunicado conjunto, la fusión crearía el cuarto fabricante de coches del mundo más grande en términos de ventas de unidades (8,7 millones de vehículos), con ingresos combinados de casi 170 mil millones y ganancias operativas recurrentes de más de 11 mil millones sobre una base agregada simple de resultados de 2018, excluyendo Magneti Marelli y Faurecia.

La nueva sociedad, bajo una compañía matriz holandesa, tendría una estructura de gobierno “equilibrada entre los accionistas contribuyentes, siendo la mayoría de los directores independientes”.

“La junta estaría compuesta por 11 miembros, cinco miembros de la Junta serían nominados por FCA (incluido John Elkann como presidente) y cinco serían nominados por Groupe PSA (incluido el Director Independiente Superior y el Vicepresidente). Mientras, el consejero delegado sería Carlos Tavares por un período inicial de cinco años y que también sería miembro de la junta.