Grecia presenta a sus acreedores internacionales nuevas propuestas para desbloquear el último tramo de rescate de Bruselas que evite su bancarrota.

La Comisión europea no ha querido dar detalles. Solo asegura que están estudiando con diligencia y cuidado estas reformas que el Gobierno de Atenas se compromete a aplicar a cambio de los 7 200 millones de euros pendientes.

El primer ministro griego intenta lograr el apoyo de su partido tras enviar a las instituciones acreedoras una nueva propuesta sobre las reformas que el país se compromete a llevar a cabo.

En una reunión con el comité político de Syriza, Alexis Tsipras ha descartado el adelanto de las elecciones reclamado por un sector de la formación que considera que algunas de las concesiones realizadas son contrarias a sus promesas antiausteridad.

Por su parte, la Comisión Europea se ha mostrado confiada en poder alcanzar un acuerdo con Grecia en los próximos días. “Siempre intento relacionarme con Grecia de una manera respetuosa. Estamos hablando de los intereses del pueblo griego. La situación de muchos ciudadanos griegos es mala debido a los programas de ajuste. Así que he intentado tender puentes, pero todavía estoy esperando a que Grecia tienda la parte del puente que le corresponde”, declaraba el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

Está previsto que este miércoles en Bruselas el Gobierno griego presente su nueva propuesta a la canciller alemana y el presidente francés.

Tsipras buscará acercar posturas para lograr un acuerdo que permita desbloquear los 7.200 millones de euros pendientes en el segundo rescate financiero al país.