España, sin embargo, acaba de prolongar el estado de alarma hasta el 7 de junio

Grecia está iniciando su temporada turística, con la apertura de sus hoteles el próximo mes y la reanudación de los vuelos chárter internacionales en julio. Con la seguridad como prioridad. Kyriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia, ha explicado que “se realizarán test de coronavirus a los visitantes y se respetarán los protocolos generales de salud, sin que todo ello eclipse nuestro brillante sol o las bellezas naturales de Grecia”.

El anuncio de Grecia se producía mientras los ministros de turismo de la UE acordaban hacer todo “lo necesario para la recuperación rápida y completa del turismo”, que supone casi el 10% del PIB de la Unión Europea (UE).

Italia también está avanzando unilateralmente para atraer a los turistas. Espera reabrir todos sus aeropuertos el 3 de junio para vuelos nacionales e internacionales. Algunos complejos hoteleros llevan ya un tiempo preparándose y señalan que el punto de inflexión será la apertura de las fronteras.

La semana pasada, la Comisión Europea propuso un levantamiento gradual de las restricciones de viaje en todo el bloque comunitario, pero hasta ahora Francia solo permite viajes esenciales desde el extranjero. Sus playas están abiertas, pero está prohibido tumbarse a tomar el sol.

Mientras, Eslovenia planea ofrecer vales de 200€ a sus ciudadanos para animarlos a pasar sus vacaciones en casa y no viajar al extranjero.

Y España, con uno de los confinamientos más estrictos de Europa, acaba de prolongar el estado de alarma hasta el 7 de junio. Probablemente, los turistas extranjeros podrán viajar a la Islas Baleares o las Islas Canarias antes que a las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona.