El Gobierno de Alexis Tsipras aprobaba este martes la concesión de 14 de sus aeropuertos a la empresa alemana Fraport. Según publica el Boletín Oficial del Estado heleno, la empresa alemana paga a Grecia 1.230 millones de euros para hacerse con estos aeropuertos durante los próximos 40 años y por su parte se compromete a invertir más de 1400 millones en las próximas cuatro décadas.

Así, plazas importantes como las de Salónica, Corfú en el Jónico, Canea y Cefalonia en la isla de Creta, o las turísticas islas de Santorini y Mykonos en el Egeo, serán ahora propiedad de Fraport.

Una vez aprobado el tercer rescate a Grecia, el Gobierno de Tyriza se ha visto obligado a transferir activos estatales a un fondo de privatización por valor de 50.000 millones de euros a fin de pagar así parte de su enorme deuda. Esta concesión de algunos de sus aeropuertos regionales se convierte en la primera de las muchas privatizaciones que están por venir.