Black blocs y “chalecos amarillos” radicalizados se han colado en las marchas provocando disturbios antes de su inicio – La policía ha llevado a cabo más de 15.300 registros, entre los 280 detenidos se encuentran tres españoles

– Más de 280 personas han sido detenidas en París durante la celebración del Primero de Mayo, según la Policía francesa. Integrantes del grupo denominado black blocs y “chalecos amarillos” radicalizados se han colado entre los congregados en la marcha por el Día Internacional de los Trabajadores convirtiendo la concentración en un campo de batalla antes de su comienzo y durante su recorrido.

Las autoridades han desplegado a más de 7.400 efectivos policiales, que desde primera hora han realizado controles y detenciones preventivas.

Los enfrentamientos entre estos activistas radicales y la policía han comenzado en torno a las 13.00 horas, hora y media antes del inicio de la manifestación más multitudinaria, la convocada por el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT), que según el Ministerio del Interior ha movilizado a unas 28.000 personas, mientras que en toda Francia se han manifestado 164.500.

Interior también ha facilitado las cifras de heridos durante la jornada. Según sus datos, 24 manifestantes han resultado heridos leves, mientras que entre las fuerzas del orden han sido 14 los que han necesitado atención sanitaria.