Se ha instituido una comisión especial de las fuerzas de seguridad con el objetivo de recopilar información y proporcionar medidas concretas en relación a la violencia y los abusos que sufren los cristianos en Iraq y en particular en la capital.

Según informa la Agencia Fides, la comisión ha sido creado por orden del primer ministro Haydar al-Abadi, y tiene como objetivo contrarrestar, sobre todo la escalada de secuestros y la expropiación ilegal de casas y tierras que en los últimos meses, con una agresividad “redirigida”, ha tenido como víctimas a los cristianos iraquíes.

patriarca Raphael I LouisLos responsables de la comisión ya han visitado la sede del Patriarcado caldeo de Bagdad para reunirse con el patriarca Raphael I Louis (foto) y comenzar a recoger datos e información sobre los abusos sufridos por los cristianos.
En particular, el primer paso es hacer un censo de los bienes inmuebles sustraídos ilegalmente a las familias cristianas, recogiendo los títulos de propiedad e indicando al individuo, grupos o entidades corporativas que ahora se benefician de las propiedades expropiadas ilegalmente. Las parroquias y comunidades cristianas también proporcionarán a la comisión de seguridad información sobre los casos de cristianos secuestrados, incluyendo pistas para identificar a los autores de los secuestros.

En los últimos meses, tanto en Bagdad como en otras ciudades iraquíes, se han multiplicado los casos de viviendas y terrenos expropiados ilegalmente a sus respectivos propietarios cristianos a través de la producción de documentos legales falsos, lo que ha hecho imposible recuperarlos a sus legítimos propietarios.
El fenómeno ha sucedido gracias a la complicidad y cobertura de estos fraudes por parte de funcionarios corruptos y deshonestos. Además, sólo en Bagdad, desde finales de junio a principios de julio cuatro cristianos iraquíes fueron secuestrados, y dos de ellos fueron hallados muertos por la policía, a pesar del rescate pagado por su familia a los secuestradores. El 13 de julio, el patriarca Louis Raphael había hecho un llamamiento público a las autoridades e instituciones del país, exigiendo al gobierno una mayor protección contra las bandas de delincuentes que atentan contra los bienes las personas.