Ante la cadena de atentados perpetrados ayer en distintas ciudades de Irak, el Gobierno de España desea expresar sus condolencias a los familiares de los fallecidos, sus votos por la pronta recuperación de los heridos y su solidaridad con las autoridades iraquíes en su lucha contra la lacra terrorista.

Frente a quienes pretenden amedrentar por la fuerza, Irak prosigue su camino hacia la construcción de una sociedad reconciliada donde las distintas comunidades convivan en paz. Nuestro gobierno y nuestro pueblo se sienten, en esta hora difícil, especialmente cerca del pueblo amigo de Irak.

El Gobierno de España condena también enérgicamente los atentados perpetrados ayer en Boston, durante la celebración de la maratón de la ciudad.

El Gobierno envía sus más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas mortales, y confía en una  pronta recuperación de los heridos.

Asimismo, España desea transmitir todo su apoyo y solidaridad al Gobierno y al pueblo de los Estados Unidos en estos difíciles momentos y reiterar su condición de aliado firme e incondicional en la lucha contra la violencia y el terrorismo.