El Consejo de Ministros ha acordado una inversión de cerca de 800 millones de euros destinados a proyectos de investigación, a equipamientos para infraestructuras científicas y para fortalecer la presencia de España en organismos internacionales en este ámbito

​ – El Consejo de Ministros ha aprobado la convocatoria 2016 de Retos-Colaboración, por importe de 586 millones de euros, para apoyar proyectos de cooperación entre empresas y organismos de investigación.

RuedaConsejo181205_07La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que esta convocatoria se encuadra en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación 2013-2016, que busca potenciar la colaboración público-privada, promover el desarrollo de nuevas tecnologías, impulsar la innovación empresarial y contribuir a la creación de nuevos productos y servicios. Los principales beneficiarios, según ha apuntado, serán “empresas, organismos públicos de investigación, universidades, centros tecnológicos, centros de apoyo a la innovación tecnológica y otros centros públicos o privados de I+D+i”.

El Ejecutivo también ha aprobado ayudas, por valor de 150 millones de euros, para “proveer, mantener y actualizar las infraestructuras científicas y técnicas, y facilitar una investigación de calidad a todos los agentes del sistema de ciencia, tecnología e innovación”, según ha destacado la vicepresidenta.

Soraya Sáenz de Santamaría ha informado de otros acuerdos adoptados para aumentar la participación de los investigadores y las empresas españolas en los organismos internacionales de primer nivel.

En este sentido, el Consejo de Ministros ha autorizado el convenio entre el Ministerio de Economía y Competitividad y el Consorcio Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) para permitir la adquisición y operación del supercomputador “Marenostrum 4”.

La vicepresidenta ha resaltado que este supercomputador “permitirá realizar operaciones de cálculo complejo, cada vez más necesarias en simulaciones científicas de alto nivel”, y que es una apuesta que “tiene un apoyo constante del Gobierno”.

El Ejecutivo también ha autorizado la contribución voluntaria de España con un importe de de 9,6 millones de euros para el desarrollo de proyectos incluidos en el acuerdo “Broader Aproach”. Se trata de un programa de investigación tecnológica en el marco del acuerdo entre la Unión Europea y Japón para el desarrollo de la tecnología de fusión.

Asimismo, el Gobierno ha autorizado la suscripción de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Economía y Competitividad y el Instituto Max Von Laue-Paul Langevin (ILL) que permitirá la participación de científicos españoles en la investigación con técnicas de neutrones. España aportará 20 millones de euros en cuatro anualidades.