Al menos 7 millones de desplazados internos y niños refugiados se encuentran en una situación desesperada y requieren ayuda para aguantar las gélidas temperaturas que azotan a los países de Medio Oriente.

01-13-2015MidEast_SnowStorm

UNICEF entregó esta semana artículos de asistencia para asistir a la población afectada por el conflicto en Siria durante la temporada invernal.

En ese sentido, UNICEF indicó que han recibido informes de que al menos 6 niños refugiados murieron debido al duro invierno que afecta a Siria y Líbano.

Los utensilios enviados incluyen ropa de abrigo, mantas, calentadores, dinero en efectivo y cupones para canjear por artículos de primera necesidad, suficientes para más de 900.000 personas.

El portavoz de esa agencia en Ginebra Christophe Boulierac señaló que “No olvidamos a los niños refugiados en Jordania. Allí la asistencia para el invierno ha beneficiado a 100.000 niños sirios. También a los que se encuentran en Turquía. Además, en Iraq se ha distribuido ropa de invierno para más de 200.000 niños en 100 localidades aisladas y ubicadas en montañas”, señaló.

Boulierac, agregó que en Iraq muchos niños están viviendo en tiendas de campaña y están expuestos a enfermedades asociadas al clima extremadamente frío.