La pensión media del Sistema alcanzó los 1.008 euros mensuales, lo que supuso un aumento interanual del 2,16%

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social ascendió a los 9.877,77 millones de euros a 1 de marzo, lo que supuso un incremento del 3,15% respecto al mismo mes del año pasado.

Más de dos tercios de la nómina se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante ascendió a 7.060,5 millones, creciendo un 3,59% en los últimos doce meses.

A las pensiones de viudedad se destinaron 1.706,55 millones, un 2,04% más que hace un año, mientras que el crecimiento de la nómina de las prestaciones por incapacidad permanente fue el mismo, un 2,04%, hasta situarse en 945,84 millones.

A prestaciones de orfandad, por su parte, se dedicaron 139,55 millones (2,08%), y a las prestaciones a favor de familiares, 25,3 millones, un 4,49% más.

El conjunto del Sistema incluyó un total de 9.799.395 pensiones contributivas, un 0,97% más que el año pasado. El 62,22%, en concreto 6.097.333, fueron por jubilación; 2.359.666 correspondieron a prestaciones de viudedad; 958.824 a incapacidad permanente; 340.456 a orfandad y 43.116 fueron pensiones a favor de familiares.

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), alcanzó los 1.008 euros mensuales, lo que supuso un aumento interanual del 2,16%.

La pensión media de jubilación ascendió a 1.157,97 euros, un 2,12% más respecto al año pasado. Por su parte, la pensión media de viudedad, cuyas perceptoras fueron en un 92,05% mujeres, fue este mes de 723,22 euros al mes.