Se llevará a cabo el proyecto MODICO basado en la investigación e innovación en materia de biodiversidad que atienda a sus necesidades de conservación, gestión y uso sostenible

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Fundación Biodiversidad, ha otorgado una ayuda al CIEMAT en el marco de la concesión de ayudas de 2019 para la evaluación de la biodiversidad terrestre española. Esta ayuda estará destinada al proyecto Herramientas de Modelización Dinámica para la Conservación forestal en un contexto de cambio global (MODICO). El objetivo principal del proyecto es el desarrollo de herramientas predictivas que puedan contribuir al desarrollo de políticas de protección medioambiental y a la planificación de la gestión forestal en España, a través de la cuantificación del impacto que suponen presiones como la contaminación atmosférica o el cambio climático.

Los métodos científicos en silvicultura han estado orientados tradicionalmente hacia la optimización de la explotación maderera. Sin embargo, la creciente preocupación por los efectos de la contaminación atmosférica y el cambio climático han redirigido los paradigmas tradicionales de investigación hacia el estudio de la gestión forestal sostenible. En línea con la actual tendencia, nace el proyecto MODICO con el objetivo de desarrollar una herramienta metodológica basada en modelización dinámica que permita evaluar la presión ejercida por los efectos de la contaminación atmosférica sobre ecosistemas forestales de la red Natura 2000 en España, considerando tanto las proyecciones futuras de emisión de contaminantes como los distintos escenarios de cambio climático.

Para su consecución, se adaptará uno de los modelos dinámicos de biogeoquímica forestal más completos (ForSAFE) para su uso en bosques mediterráneos, comenzando por los encinares. El encinar (bosque de Quercus ilex) representa un ecosistema y un paisaje característico de la región mediterránea y está catalogado como hábitat de Interés Comunitario en el marco de la Directiva Hábitats (92/43/CEE). La conservación de los territorios protegidos en el marco de esta Directiva requiere una cuantificación del impacto que originan las presiones existentes (contaminación atmosférica y cambio climático, entre otras), así como la valoración de las perspectivas futuras de conservación. La metodología que desarrollará el Grupo de Ecotoxicología de la Contaminación Atmosférica GECA-CIEMAT con el proyecto MODICO será de utilidad para ambas tareas.

Para la consecución del proyecto se llevarán a cabo trabajos de monitorización forestal y de modelización en CIEMAT, así como trabajos de programación en la Universidad de Estocolmo. También se recopilarán datos forestales nacionales de redes de seguimiento a largo plazo, mantenidas y gestionadas por la Subdirección General de Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que ha mostrado su apoyo al proyecto. Los resultados de este proyecto son de interés, no sólo para la gestión sostenible de los bosques protegidos en España, sino también para los grupos de trabajo de la Convención del Aire (CLRTAP-UNECE) en los que participa GECA-CIEMAT, por lo que su difusión y potencial impacto son internacionales.