La nueva pantalla posee un replicador de puertos integrado, ideal para eliminar los desagradables líos de cables.

La compañía japonesa líder en Tecnologías de la Información y Comunicación, Fujitsu, se ha encargado de optimizar los espacios de trabajo. La nueva pantalla P27-9 TS QHD, tiene un único cable USB-C posibilitando la conexión de cualquier ordenador portátil, PC, tableta o teléfono inteligente a la totalmente ergonómica Fujitsu Display P27-9 TS QHD.

El cable USB-C ofrece toda la conectividad necesaria para una experiencia de trabajo inmersiva, brindando 65 vatios de potencia, conectividad LAN de 1 Gbit/seg, transferencia de audio e incluso la capacidad de encender y apagar el portátil o PC conectado, usando el botón de encendido frontal de la pantalla. Gracias a un replicador de puertos integrado, la pantalla se convierte en un centro USB para cualquier periférico ya sean ratones, teclados externos y dispositivos de almacenamiento. Incluso para aquellos que necesiten otra pantalla sin necesidad de conectar un segundo cable.

Una vez conectados, los PCs y portátiles se pueden encender y apagar mediante el botón de la misma, opción particularmente conveniente cuando un mini PC está montado en la parte posterior de la pantalla o incluso en un portátil cercano. Además, tiene un sensor de presencia inteligente que puede bloquearla cuando está desatendida, además de controlar automáticamente el brillo de forma nítida de la QHD de 27 pulgadas, en armonía con las condiciones de iluminación ambiental. La revolución de un único cable significa que las organizaciones ya no necesitan invertir en replicadores de puertos separados para usuarios de escritorio.