Perspectivas retos para 2019

Partiendo de la idea de que el futuro no se predice, sino que se construye, nos centraremos en los “deberes” que tenemos los profesionales y empresas para este 2019 (extensible al resto de agentes, pero estamos en un medio empresarial).

1) Competitividad: revisar nuestra cadena de valor, estructura de costes; poner foco en aquellas líneas de negocio donde mayor es la rentabilidad, actual y futura. Ha de ser un año para consolidar posiciones conquistadas, aprovechar la inercia, y sentar los cimientos para futuros crecimientos.

2) Internacionalización: estamos en un mundo globalizado, que sigue creciendo a tasas elevadas, pero de forma no homogénea, y hay que aprovechar esas oportunidades. La internacionalización se apoya en la competitividad y productividad de nuestras empresas, y a la vez, contribuye a las mismas.

3) Innovación: si nosotros no cambiamos, otros (el mercado, los clientes, la competencia) nos obligarán a ello, o peor aún, no tendremos ni la oportunidad… La innovación va implícita en los puntos anteriores: nuevos productos, evolución de los mismos; nuevos canales; nueva propuesta de valor; nueva forma de producir o prestar el servicio; nuevos mercados;…

4) Transformación Digital: el cambio ha de apoyarse (pero no sólo) en las nuevas tecnologías, hoy ya completamente “democratizadas”: cloud, big data, analytics, machine learning,… prestando también atención a las que irrumpen, como blockchain, AI, VR,…

5) Sostenibilidad: cada vez más a las empresas se les exige conectar con la sociedad. Las empresas han de pensar en la triple cuenta de resultados: rentabilidad económica, medioambiental y social. Éste va a ser un nuevo factor de competitividad en el futuro.

Estos son los 5 puntos que cualquier organización debe revisar en su chequeo ante el 2019. Y por supuesto habrá de marcarse objetivos, planes y presupuesto asociado. Es decir, abordar un proceso de planificación estratégica en cada uno de esos ámbitos.

También los profesionales, a título individual, han de someterse al citado análisis:

1) Competitividad: ¿Cuánto valor aporto a mi organización? ¿conozco y domino el análisis financiero? ¿los sistemas de control de gestión? ¿marketing, experiencia de cliente? ¿planificación estratégica? ¿Cómo me ven los demás en cuanto a capacidad de liderazgo, comunicación, team building,…?

2) Internacionalización: ¿Soy capaz de llevar a cabo una negociación en inglés? ¿de abrir nuevos mercados internacionales? ¿de decidir dónde llevar a cabo una expansión internacional?

3) Innovación: ¿Cónozco y domino técnicas de design thinking? ¿y las metodologías agile? ¿lean (manufacturing, startup,…)? ¿customer experience?

4) Transformación Digital: ¿Soy capaz de llevar a cabo un proceso de transformación digital de mi compañía? ¿Conozco las tecnologías anteriormente citadas: big data, machine learning, marketing digital, blockchain,…?

5) Sostenibilidad: triple cuenta de resultados, economía circular,…

Estos son los retos para el 2019. Porque como decíamos al inicio, el futuro no se espera, sino que se gana.

Francisco Velasco  | Director EOI Andalucía-EOI Escuela de Organización Industrial

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa