Tras registrar más de 41.000 contagios diarios, la medida se aplicará a otros 38 departamento

El Gobierno de Francia ha extendido este jueves el toque de queda a otros 38 departamentos del país ante la “grave” evolución de la epidemia, de forma que a partir del próximo viernes habrá en total 46 millones de personas afectadas por esa medida.

El país ha registrado este jueves un nuevo récord con 41.622 contagios en las últimas 24 horas que elevan a 999.043 el número total de casos desde el inicio de la epidemia, mientras que el de muertos alcanza los 34.210, de ellos 165 en el último día.

La tasa de positivos se sitúa ya en el 14,3% del total de test realizados, seis décimas más que la víspera, ha informado la Agencia de Sanidad Pública en su página web, donde ha precisado que hay 1.955 focos de contagio en activo, de los que 201 se localizaron el último día.

De los 101 departamentos franceses, los ciudadanos de 54, más los de la Polinesia francesa, deberán permanecer en casa desde las 21:00 horas de la noche hasta las 06:00, salvo que tengan motivos justificados para salir, como laborales o sanitarios.

“Digamos las cosas claras. La situación es grave”, ha dicho en rueda de prensa el primer ministro francés, Jean Castex, quien ha subrayado que “la segunda ola” ya ha llegado y observa un avance rápido en todos los países de Europa.