El Gobierno francés ha declarado a París y a Bouches-du-Rhone, una zona alrededor de Marsella en la costa mediterránea, como zonas “rojas” con un alto riesgo de infección de coronavirus, según un decreto gubernamental publicado el viernes.