El objetivo de la marca es, en cuestión de dos o tres años, poder incluir materiales ecológicos en el 100% de sus diseños

Venus, firma de baño española nacida en la década de los 30, presentaba recientemente su colección de bikinis y bañadores para el verano 2020, diseños entre los cuales incluye, por primera vez en su historia, materiales ecológicos.

Con más de 80 años de trayectoria y experiencia a sus espaldas, la firma española tiene como objetivo convertirse en una empresa ecológicamente responsable, apostando por nuevos materiales y medidas de transporte que le permite convertirse en una marca cada vez más comprometida y sostenible con el medio ambiente.

Por ello, desde este año, Venus basa su estrategia ecológica en cuatro pilares básicos: 1) Eco-concepción, con la creación de productos pensando en el consumo de tejido y fabricación eficiente, estableciendo desde cero diseños más responsables. 2) Ecología industrial y cercanía: con la gestión optimizada de stocks, flujos de materiales, energía y servicios. Eficiencia en los envíos de mercancía apostando así por la reducción de la huella de carbono. 3) Reutilización: Apostando por reutilizar residuos y fomentar el reciclaje en cada prenda. Y 4) Valoracización: aprovechando energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

En cuanto a los tejidos se refiere, cabe destacar que Venus está apostando por materiales reciclados de la mano de Econyl y Q-Nova. El nylon regenerado de ECONYL  está hecho de residuos que, a través de un proceso de regeneración y purificación radical, el nylon reciclado consigue alcanzar su pureza original. Además, es 100% reciclable, por lo que está pensado para contribuir a un modelo de economía circular.

Por otro lado, Q-NOVA es una fibra de nailon 6,6 ecológica, obtenida con materias primas regeneradas, que responde a exigencias de trazabilidad precisas. Un producto altamente ecológico que Fulgar ha puesto a punto con el fin de limitar las emisiones de CO2 y reducir el consumo de recursos hídricos, dando preferencia al uso de energías renovables.

Además de los cambios en cuanto a sus tejidos, en Venus apuestan también por un packaging reciclado y reciclable, con el fin de seguir la misma línea en cuanto a estrategia ecológica  desde todos los puntos de la empresa.

En su colección 2020, cuyos diseños tienen un precio medio de 85 euros y los podemos encontrar tanto en su tienda online como en El Corte Inglés, tenemos hasta ocho diseños hechos con estos materiales ecológicos, que forman parte de Venus, su línea principal. Además de esta, la firma cuenta con Golden Beach, su línea más juvenil, y una línea de bañadores y bikinis para mujeres que hayan pasado por una mastectomía.

Marcos Pizarro, Director General de Venus, afirma: “Somos conscientes de que la industria textil es una de las más perjudiciales para el planeta y es hora de que pongamos nuestro granito de arena para que esto cambie. Tras esta primera inclusión de algunos diseños hechos a base de materiales ecológicos, nuestro objetivo es que, en dos o tres años, podamos contar con casi el 100% de nuestros trajes de baño hechos de este modo. El mundo necesita un cambio y queremos sumarnos a él.”

Venus, que siempre se ha caracterizado por la alta calidad de su materia prima y el cuidado de su patronaje en cada uno de sus diseños, sigue demostrando su afán por mantenerse a la vanguardia en las tendencias del sector y, además, su compromiso por seguir mejorando como empresa, en todos los sentidos. Por si fuera poco, la firma acaba de estrenar nueva página web apostando con más fuerza que nunca por el e-commerce que, tras la crisis provocada por el Covid-19, apunta a convertirse en uno de los principales canales de venta.