El financiamiento para el desarrollo necesita “reiniciarse” si los líderes mundiales quieren garantizar el bienestar de las personas y la salud del planeta.

Ese fue el mensaje con el que el Secretario General de Naciones Unidas inauguró hoy la Tercera Conferencia Internacional de Financiamiento al Desarrollo, en Addis Abeba, la capital de Etiopía.

El evento de tres días tratará de fortalecer las alianzas globales para financiar lo que la ONU describe como “un desarrollo sostenible centrado en las personas”.

Opening of Financing For Development Conference. Election of the President of the Conference. Prime Minister of the host country, H.E. Hailemariam Desalegn.

Opening of Financing For Development Conference.
Election of the President of the Conference.
Prime Minister of the host country, H.E. Hailemariam Desalegn.

Ban Ki-moon recalcó que desea que este sea un año de acción global, pero que eso sólo se logrará si los recursos financieros se ajustan a los requisitos de las promesas expresadas en papel.

El titular de la ONU señaló que el nuevo marco financiero constituirá una oportunidad para asegurarse de que nadie se quede rezagado en la nueva agenda de desarrollo.

“En un mundo en el que la población mundial sigue creciendo y existe una mayor limitación de recursos, la financiación del desarrollo necesita un reinicio. La solución está en utilizar todos los recursos de financiación: públicos, privados, nacionales e internacionales. Estos deben verse acompañados de políticas públicas y marcos regulatorios más sólidos, así como de incentivos a cambios en los patrones de consumo y producción”, dijo Ban.

El Secretario General pidió que se establezca un entorno económico internacional donde los esfuerzos nacionales y las políticas públicas estén respaldadas por inversiones sostenibles del sector privado.

Las áreas prioritarias de este nuevo marco que será adoptado durante la conferencia son las inversiones en infraestructura y servicios públicos, la diseminación de la tecnología y la cooperación internacional en temas fiscales, entre otros.

Ban concluyó pidiendo que los Estados miembros alcancen un acuerdo y adopten la Agenda de Acción de Addis Abeba para garantizar el financiamiento de la agenda de desarrollo post-2015.

El borrador del documento final, que sigue en proceso de negociación, también incluye una sección para países menos desarrollados, que abarca un compromiso para incrementar la asistencia oficial a su desarrollo.

“Dejemos de lado lo que nos divide y superemos nuestros limitados intereses propios a favor de un trabajo conjunto por el bien común de la humanidad”, dijo Ban a los participantes. “Espero que podamos avanzar a partir de nuestra visión compartida de un mundo sostenible libre y lograr un resultado transformador aquí, en Addis”, dijo.