GRUPOPRESENFCATUn año más vuelve el Festival de Cine Africano (FCAT). Y en esta ocasión lo hace con una atractiva propuesta que unirá las dos orillas del Estrecho, Tarifa y Tánger, gracias a la magia del cine.

El FCAT recupera en su decimotercera edición no sólo la ubicación, sino también las fechas originales, en plena primavera. Así, el que sigue siendo el festival de referencia de las cinematografías africanas en el ámbito hispanoamericano se celebrará del 26 de mayo al 4 de junio.

Según ha declarado la directora del FCAT, Mane Cisneros, la nueva Corporación Municipal de Córdoba “ha decidido no seguir apostando por el festival”, lo que llevó a la organización a contactar con el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tarifa y “de, común acuerdo, se ha decidido impulsar el regreso del evento al municipio”.

En su regreso, ha detallado Cisneros, el festival evoluciona hacia un nuevo modelo transfronterizo que se celebrará de forma simultánea en Tarifa y en la ciudad marroquí de Tánger, lo que viene a “cumplir un viejo sueño: unir a través de la cultura estas dos ciudades que son, respectivamente, la puerta Norte y Sur de África hacia Europa.”
Con Tarifa como escenario natural, el FCAT recupera su espacio originario y revaloriza el Estrecho como escenario del diálogo intercultural y del intercambio transfronterizo. Lo remarcaba así el alcalde, Francisco Ruiz, que apuesta por la vuelta de un “evento reforzado con la implicación de dos ciudades que comparten pasado, presente y futuro”.

“El cultural no será nuestro único escenario común de trabajo, sino el inicio de otras muchas colaboraciones que tienen que sustanciarse en el marco de las relaciones transfronterizas”, ha señalado el alcalde.

Una idea que comparte el cónsul general de Marruecos en Algeciras, Abdelfatah Lebbar, quien ha afirmado que estudiará “posibilidades de colaboración con el Ayuntamiento de Tarifa en todos los sentidos”. “Empezamos por el cine, pero tenemos muchas cosas que hacer juntos”, ha adelantado el cónsul.

Por otro lado, el alcalde Ruiz Giráldez ha señalado la oportunidad que Tarifa recupera para “relanzar su apuesta y atractivo cultural en un evento de trascendencia internacional”.

Además el concejal de Cultura, Ezequiel Andréu, ha destacado el propósito del gobierno de hacer coincidir la vuelta del FCAT con una edición más participativa: “El reto es que la propia sociedad tarifeña, desde distintos sectores de la población, esté presente y participe en la organización y desarrollo del evento. Esa ha sido la inquietud compartida por el equipo de gobierno y la dirección del FCAT”.

Finalmente, el diputado de Cultura de la Diputación de Cádiz, Salvador Puerto, ha hecho hincapié en el “simbolismo” del regreso del FCAT a Tarifa, pues supone “recuperar el esfuerzo integrador desde la cultura para reducir el espacio” que separa a los dos orillas, 14 kilómetros que a veces “suponen un abismo”. En este sentido, el festival contribuirá a “romper barreras ideológicos, sociales y culturales” y, para ello, son fundamentales los menores y, en concreto, el Espacio Escuela del FCAT.

Entre las novedades más importantes que presenta este nuevo formato de festival, el FCAT incluirá un monográfico en homenaje a la ciudad de Tánger, en colaboración con la Cinémathèque de Tánger. Además, contará con una programación especial para las proyecciones al aire libre que hará especial hincapié en títulos centrados en temáticas o localizaciones relacionadas con el estrecho de Gibraltar.

Y, por último, se abrirá una nueva sección dedicada al cine etnográfico, en colaboración con el Departamento de Antropología Social de la Universidad de Sevilla.

Por otro lado, el FCAT convocará una bolsa de trabajo y ofrecerá al voluntariado del festival cursos de formación para el empleo relacionados con las nuevas tecnologías.
Asimismo, se realizará un taller de formación de radio para escolares de Tarifa y Tánger, con el objetivo de poner en marcha una emisora online que emitirá en directo durante todo el festival.