El ministro de Interior viaja esta tarde a Melilla, donde mañana inaugurará la Oficina de Protección Internacional sita en el puesto fronterizo de Beni-Enzar.​​​

160315diazEl ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha viajado a Ceuta, donde ha inaugurado la Oficina de Protección Internacional de la ciudad autónoma. Una iniciativa que se anunció el pasado mes de noviembre y que supone, según Fernández Díaz, “un paso de enorme significado a la hora de facilitar el acceso al procedimiento internacional en frontera y dar cumplimiento a la normativa en materia internacional y europea”.

Durante su visita a la ciudad autónoma, Fernández Díaz se ha reunido con el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas. Un encuentro al que también han asistido el delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González; la secretaria de Estado de Inmigración y emigración, Marina del Corral, y la directora general de Política Interior, Cristina Díaz Márquez. Asimismo, Fernández Díaz ha recorrido el perímetro fronterizo de la ciudad autónoma y ha mantenido un encuentro con los mandos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil de Ceuta.

La agenda del ministro del Interior en Ceuta concluirá esta tarde con una visita al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

En las Oficinas de Protección Internacional de Ceuta y Melilla se realizará una identificación de aquellos inmigrantes que pudieran ser potenciales solicitantes de protección internacional. Todo ello siempre con asistencia de abogado e intérprete, lo que constituye una de las garantías del sistema de protección internacional. De este modo, estos inmigrantes podrán formalizar su solicitud ante las autoridades al cargo del puesto fronterizo (Policía Nacional), solicitudes que se resolverán, como sucede hasta ahora, desde la Oficina de Asilo y Refugio también dependiente del Ministerio del Interior.

Con este proyecto, el Gobierno da respuesta a la singularidad de Ceuta y Melilla, fronteras que vienen registrando en los últimos años una fuerte presión migratoria derivada de su condición de únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con el continente africano. La iniciativa refuerza las garantías del sistema de protección internacional y permite un mejor cumplimiento de las exigencias de la normativa internacional. En este sentido, el ministro del Interior ha subrayado que con la apertura de estas Oficinas “España reafirma su firme voluntad y compromiso con la defensa de los derechos humanos y el respeto a la legalidad internacional”.

La puesta en marcha de las Oficinas de Protección Internacional de Ceuta y Melilla ha requerido tanto una inversión en instalaciones (a fin de proporcionar, en los recintos fronterizos, el espacio necesario y una infraestructura que permita una adecuada recepción, formalización e inicio de la tramitación de las solicitudes), como de recursos humanos, ante la necesidad de reforzar el personal que preste atención a los solicitantes para informar y tramitar las solicitudes, proveer la dotación necesaria de intérpretes y adecuar las necesidades de personal instructor de las solicitudes por parte de la Oficina e Asilo y Refugio.

Asimismo, y con la participación de la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), se ha reforzado la formación especializada de las personas que prestarán servicio en estas oficinas.