El ministro del Interior, Jorge Fernández  Díaz, ha iniciado la sesión de apertura de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, reunida hoy en el Congreso de los Diputados, con una intervención en la que ha subrayado que “el Ministerio del Interior y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están plenamente insertos en el marco de pleno respeto a los derechos humanos”.

 

Ante representantes de los 47 países que forman parte del Consejo de Europa, Fernández Díaz se ha referido al terrorismo como uno de los principales desafíos de las actuales democracias. En concreto ha hecho hincapié en ETA, para afirmar de forma contundente que esta banda terrorista, “con más de 800 muertos en su haber, decenas de secuestrados, miles de heridos, de familias rotas y de extorsionados y perseguidos, ha sido la fuente principal de violaciones de derechos fundamentales en nuestro país durante décadas”. “El Estado –ha agregado- ha luchado y lucha contra la organización terrorista con las armas que le ha proporcionado el Estado de Derecho, con la Ley y solo con la Ley, siempre desde el más estricto respeto a los derechos humanos”. Fernández Díaz ha subrayado que “si hoy ETA está derrotada, lo ha sido gracias a la determinación de la sociedad española, a la cooperación internacional, al ejemplo de las víctimas y, sobre todo, al trabajo en vanguardia de las FCSE que, actuando con pleno respeto a la legalidad, han pagado un altísimo tributo en sangre y vidas para llegar a este momento”.

Junto al terrorismo –sin olvidar el de corte yihadista-, la gran presión migratoria es otro de los retos destacados por el ministro del Interior en su intervención. Tras subrayar la singularidad de Ceuta y Melilla, única frontera terrestre de la Unión Europea con el continente africano, Fernández Díaz ha afirmado que España, como cualquier otro país soberano, “tiene la obligación de proteger, vigilar y salvaguardar sus fronteras, obligación que ejercemos con pleno respeto a los derechos humanos y la dimensión humanitaria de un fenómeno muchas veces trágico”. Además, ha destacado que España desde hace años viene apostando por una estrategia integral basada en la “cooperación con los países de origen y tránsito, y en la persecución de las redes criminales de tráfico de seres humanos”.

Ante este foro, Fernández Díaz ha subrayado que el compromiso del Ministerio del Interior en materia de derechos humanos también es muy activo respecto a los colectivos vulnerables y, en este contexto, ha recordado los planes de protección de mayores, de la infancia, jóvenes y discapacitados, así como el de violencia de género y el de lucha contra la Trata de Seres Humanos.