La lucha contra el cambio climático que hoy forma parte de la Agenda 2030 es una prioridad incardinada en el modelo de negocio de Inditex desde hace más de dos décadas. Ya en los años 90 pusimos en marcha nuestros propios sistemas para mejorar el consumo de energía y reducir los gases de efecto invernadero. Estas medidas fueron el punto de partida de políticas y actuaciones que, en 2007, dieron lugar a los primeros planes estratégicos medioambientales del Grupo. Y que, poco después, permitieron la adopción de algunos de nuestros compromisos más significativos: que todas nuestras tiendas sean ecoeficientes en 2020.

El presente y futuro de nuestro compromiso viene marcado por la Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática, presentada en la cumbre las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de Katowice (Polonia) y firmada por 43 marcas mundiales, organizaciones de proveedores y ONG -entre ellas Inditex- que se han comprometido a emprender el viaje hacia la descarbonización del sector de la moda con la reducción del 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, entre otras medidas.

La Política de Sostenibilidad Medioambiental de Inditex -de aplicación global y obligado cumplimiento para todo el Grupo- asume el compromiso de que todas nuestras actividades serán respetuosas con el medioambiente. De esta Política emanan tres Estrategias transversales a nuestro modelo de negocio: la Estrategia de Gestión del Agua, la Estrategia de Biodiversidad y la Estrategia Global de la Energía que, además, abarcan los ODS de la Agenda 2030.

En el marco de la Estrategia Global de la Energía se inscriben todas las acciones de lucha contra el cambio climático. Para ello se articulan planes específicos en las áreas clave de nuestra cadena de valor (materias primas, fabricación, logística, tiendas, sedes, uso y fin de vida de nuestros productos), que redundan en una reducción del consumo de energía y de emisión de gases de efecto invernadero; con diseños más inteligentes y sostenibles; tecnologías de fabricación más eficientes; mejora del etiquetado y soluciones para el fin de vida de los productos textiles en el Programa Closing the Loop.

Esta realidad puede cuantificarse: el 100% de nuestro consumo de energía en España, Alemania, Polonia y Bélgica procede de fuentes renovables. El 51% de nuestro consumo de energía global procede de fuentes limpias. Y el consumo de electricidad por prenda puesta en el mercado se redujo un 12% el último año. En España consumimos 484.962 MWh de electricidad de origen renovable y el 100% de la energía de nuestras tiendas, sedes y centros logísticos proviene de estas fuentes. Para ello, hemos aumentado la compra de energía de origen renovable certificado hasta un total de 733.8671 MWh en los edificios de España, Alemania, Austria, Brasil, Polonia, Suiza, Portugal, Holanda, Turquía, Bélgica, Luxemburgo; así como en nuestras tiendas LEED de EE. UU. Francia, Italia, Suiza e India. De cara al futuro, mantenemos el compromiso de que el 80% de la energía de nuestros centros de distribución, sedes y tiendas sea de origen renovable en 2025.

El posicionamiento de Liderazgo que nos asigna CDP (Carbon Disclosure Project) en su sistema de valoración ambiental Climate Change, nos inspira para seguir trabajando en esta línea e incorporando las mejores prácticas para reducir aún más la emisión de gases de efecto invernadero, así como para seguir contribuyendo en la lucha contra el cambio climático, un vector esencial en nuestro modelo sostenible de negocio.

Félix Poza Peña |Director de Sostenibilidad de Inditex

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa