En la XXVI Cumbre Iberoamericana que reúne en Antigua, Guatemala, a jefes de Estado y de Gobierno y representantes de 22 países de Iberoamérica

 – El rey Felipe VI ha reivindicado la Constitución española en su 40 aniversario como “ejemplo de pacto y reconciliación” ante los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Antigua, en Guatemala, con motivo de la XXVI Cumbre Iberoamericana.

El monarca español ha aludido en su intervención al aniversario que se conmemorará el próximo día 6 de diciembre de los 40 años de la aprobación de la Carta Magna por las Cortes Generales.

“Es un ejemplo extraordinario de acuerdo, de pacto y de reconciliación entre los españoles que trajo convivencia, libertad y democracia a nuestro país y que hoy quiero y debo reivindicar, una vez más, e invitarles a todos ustedes a que se unan al pueblo español en esta importante celebración”, ha subrayado.

Los jefes de Estado y de Gobierno y representantes de 22 países de Iberoamérica han iniciado su cumbre bianual, que se celebra en un antiguo convento de la época colonial reconvertido en hotel, Santo Domingo del Valle, en un momento en que la región vive varias crisis, como la migratoria centroamericana y las políticas de Venezuela y Nicaragüa, y desafíos como el calentamiento global.

Felipe VI ha señalado como “grandes retos” el cambio climático, la lucha contra la desigualdad y la pobreza, frente a ellos ha recordado la “base lingüística común” y sintonía que une a los países iberamericanos y ha asumido como “responsabilidad” el mantenimiento de esa comunidad “activa y unida”.

En su intervención, Felipe VI se ha felicitado de que a día de hoy se cuente con “una Conferencia Iberoamericana revitalizada, más eficiente y eficaz y más cercana a nuestros ciudadanos”. “Al fin y al cabo, somos una gran familia y, por eso, nos entendemos”, ha apostillado.

De cara al futuro, Felipe VI ha recordado que los ciudadanos exigen que de estas cumbres “salgan resultados concretos y tangibles”. En esta línea, ha recordado que, en el frente interno, el acervo iberoamericano -“ese corpus de principios y valores reflejado en las declaraciones políticas”, ha indicado-, y el importante número de programas, proyectos e iniciativas aprobados, son la “principal fuerza”.