La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, han firmado en Madrid tres convenios de colaboración para avanzar en la empleabilidad y el empleo en Canarias. Con esta firma se pondrá el marcha el Plan Integral de Empleo en el archipiélago, que fue autorizado por el Consejo de Ministros del 1 de septiembre. Asimismo, se han firmado acuerdos para avanzar en materia de lucha contra el fraude e incapacidad temporal.

Fátima Báñez ha afirmado, en el acto celebrado en la sede del Departamento, que el empleo en Canarias avanza con intensidad, a un ritmo intenso del 4,7%.

La ministra ha apuntado que Canarias ha recuperado 117.789 empleos destruidos por la crisis, a lo que ha añadido que la comunidad autónoma “avanza en el segundo gran objetivo, que es el empleo de calidad: en 2017 se ha incrementado a un ritmo del 15%, 3% más que la media nacional”.

El acuerdo que se ha firmado hoy aprueba un Plan Integral de Empleo para Canarias, de carácter transversal, que sitúa entre sus objetivos ofrecer oportunidades a los parados de larga duración, a los jóvenes y a los colectivos más vulnerables; que promueve la formación para vincularla a las necesidades del mercado laboral; que potencia la movilidad laboral entre las islas y fomenta la calidad y estabilidad en el empleo, concentrando los esfuerzos en la diversificación de la economía canaria.

Según ha informado la titular de Empleo y Seguridad Social, este Plan estará dotado con 42 millones de euros, que se sumarán a los fondos que recibe Canarias en Conferencia Sectorial. De ellos el SEPE aportará 24.150.000 euros y el resto, 17.850.000, será una contribución que se canalizará a través de una ayuda adicional del Fondo Social Europeo.

“Es un Plan que estoy convencida que permitirá mejorar la empleabilidad de los trabajadores canarios, ganar tiempo y acelerar la transición del desempleo al empleo”, ha matizado.

En el protocolo que se ha firmado hoy se incluye, además, un segundo acuerdo destinado no sólo “a crear más empleos, sino mejores empleos”. En el ámbito de la Seguridad Social, se trata de un convenio para modernizar la gestión de la prestación económica que supone la incapacidad temporal.