2cc0e3e0c6

Un campesino trabaja en un arrozal en Bangladesh – foto: FAO

La FAO y la Unión Europea han puesto en marcha un nuevo acuerdo para impulsar la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura sostenible y la resiliencia en unos 35 países.

La Unión Europea aportará cerca de 50 millones de euros y la FAO 23,5 millones a la iniciativa, que estará dirigida por los propios países y basada en la demanda.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, señaló que esta asociación reforzará la capacidad de esa agencia para colaborar con los gobiernos, ayudándoles a adquirir la información que necesitan para desarrollar políticas eficaces contra el hambre.

La iniciativa consiste en dos programas de cinco años vinculados entre sí.

El primero tiene el objetivo de ampliar las capacidades nacionales y regionales para mejorar la seguridad alimentaria, la nutrición y las políticas agrícolas sostenibles; y el segundo contribuirá a fortalecer la resiliencia para soportar las crisis alimentarias consecuencia de los desastres naturales o provocados por el hombre.

Según el último informe de la ONU sobre la inseguridad alimentaria, pese a los avances logrados en los últimos 15 años, unos 800 millones de personas todavía pasan hambre en el mundo, y millones más no tienen acceso a una alimentación sana.