La FAO y la Alianza Mundial para la Mejora de la Nutrición (GAIN, por sus siglas en inglés) acordaron unir sus fuerzas para aumentar la disponibilidad de alimentos nutritivos asequibles para toda la población en los países en desarrollo.

La asociación, firmada el jueves 7 de marzo, tiene por objeto habilitar sistemas agrícolas y alimentarios inclusivos y eficientes, centrándose en nuevos enfoques que involucren a pequeñas y medianas empresas (PYMEs) para promover soluciones basadas en el mercado como herramienta clave para mejorar la nutrición. La FAO y GAIN trabajarán también para que los sistemas alimentarios urbanos estén más atentos a la nutrición, apoyando el Programa de Gobernanza Urbana para la Nutrición de GAIN y a la Agenda Alimentaria Urbana de la FAO.

En la actualidad, más del 50 por ciento de la población mundial vive en zonas urbanas, y se espera que este porcentaje llegue al 70 por ciento en 2050. Ello plantea grandes desafíos para la producción y el suministro de alimentos. La seguridad alimentaria y nutricional de la población urbana pobre continúa amenazada, a causa de la volatilidad y el rápido aumento de los precios alimentarios, los desastres naturales y los efectos del cambio climático.

En referencia a la reciente resolución de la Asamblea General de la ONU sobre “Salud mundial y política exterior: mejorar la nutrición para lograr un mundo más saludable”, el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, pidió dar un mayor impulso a las dietas saludables. “Debemos centrar más nuestra atención –dijo- en promover dietas saludables, especialmente ahora, con las epidemias de obesidad y sobrepeso. Conocemos las principales causas del hambre y cómo derrotarla”. Sin embargo, señaló que sigue siendo necesario un mayor seguimiento y regulación para que los sistemas alimentarios sean más inocuos y resilientes. “El sector privado tiene aquí un papel: sin ellos, no podemos continuar adelante con esta agenda”, advirtió.

“Unas dietas más saludables son fundamentales para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y esto requiere medidas que permitan a los sistemas alimentarios ofrecer más alimentos nutritivos y asequibles para todos”, indicó por su parte Lawrence Haddad, Director Ejecutivo de GAIN. “La FAO es líder en este esfuerzo –añadió-, y estamos encantados de consolidar hoy nuestra alianza. Nos centraremos en maneras prácticas de ayudar juntas a las empresas y a los gobiernos de las ciudades a suministrar dietas nutritivas”.

La creación de sistemas alimentarios resilientes para el futuro, integrando las zonas rurales y urbanas y reforzando sus vínculos -con la participación de todos los interesados- beneficiará tanto a los pequeños agricultores como a la población pobre de las zonas urbanas.