Para los profesionales de hoy en día es muy importante el equilibrio entre la vida laboral y personal. Un estudio de Regus indica que es un aspecto especialmente importante para los padres que trabajan. El tiempo que pierden en desplazamientos supone un tiempo que no pueden invertir en su familia. Esto era algo que obligatoriamente había que soportar en el pasado, pero en la actualidad ya no es así, y los padres cada vez son más conscientes de ello. Regus preguntó a padres que trabajaban en qué utilizarían el tiempo perdido en desplazamientos y la respuesta fue clara: el 71 % afirmó que lo invertiría en pasar tiempo de calidad con sus familias. Por eso el trabajo flexible es, hoy en día, la principal ventaja para los padres trabajadores.

Si las empresas no disponen de una estrategia de trabajo flexible, o no se han preocupado de cómo adoptarla, es posible que sus resultados se vean influidos negativamente. ¿Por qué? La fuerza de una empresa reside en su talento, por lo que si la preocupación principal de los empleados con hijos es la posibilidad de trabajar de forma flexible, lo más probable es que pongan su talento a disposición de la empresa que les ofrezca dicha opción. Es de sentido común.

De hecho, el estudio de Regus reveló que el 85 % de los padres que trabajan tiene tan en consideración el trabajo flexible que preferiría perder otras prestaciones con tal de disponer de dicha opción. El 96 % de los profesionales con hijos indicó que desea trabajar para una empresa que ofrezca trabajo flexible como parte de su paquete de beneficios, mientras que el 85 % afirmó que estaría dispuesto a trabajar durante la pausa para comer si así pudiese trabajar de forma flexible. Quizá lo más importante para las empresas es que el 74 % indicó que estaría dispuesto de cambiar de trabajo si le ofreciesen varios lugares para trabajar. Esto significa que casi 3 de cada 4 padres que trabajan dejarían su puesto por uno nuevo, posiblemente de la competencia, en una empresa que reconociese que los trabajadores con hijos no tienen tiempo que perder.

El espacio de trabajo flexible, conocido en ocasiones como coworking, ofrece a los empleados un entorno, a menudo cercano a su vivienda, en el que poder trabajar sin tener que desplazarse hasta la oficina y sin tener que quedarse en casa, donde uno se puede distraer con facilidad. El aumento del número de espacios de trabajo flexible significa que los profesionales tienen cada vez más acceso a estas ubicaciones, estén donde estén. Gracias a esta proliferación de espacios flexibles y de coworking, los empleados pueden elegir trabajar más cerca de un colegio, una guardería o incluso de un cliente al que tengan que desplazarse a menudo.

Estamos cambiando por completo nuestro planteamiento con respecto al trabajo. Las nuevas tecnologías, entre las que se encuentran las aplicaciones móviles y en la nube, la inteligencia artificial o la automatización, permiten que las personas trabajen donde, cuando y como quieran, adaptando jornada laboral a su estilo de vida. Para muchos padres el horario de oficina es inviable; se ha quedado anticuado. Para sacar el máximo provecho del trabajo flexible, los horarios se pueden adaptar para que empiecen y terminen más tarde, o viceversa. O bien que se olviden de los horarios y se centren en ofrecer resultados, que es lo que de verdad le importa a cualquier empresa. Otra opción es hacer uso de espacios de trabajo flexible en momentos puntuales, como puede ser un problema en la guardería o una agenda apretada. No es necesario hacer uso de él a diario, pero está bien saber que está disponible en caso de necesidad.

Es importante que haya un debate abierto entre empresarios y trabajadores sobre el trabajo flexible, por el bien de ambas partes. Quizá se pueda implantar el trabajo flexible en detrimento de otras prestaciones; también existe la posibilidad de establecer un nuevo horario de trabajo. Siempre ha tenido gran importancia poder disponer de un horario flexible que se adapte a las necesidades de los más pequeños. Pero en la actualidad, con nuevas tecnologías que permiten que los padres trabajen como y donde prefieran, se ha convertido en la prestación principal para los profesionales con hijos de todo el mundo. Si los empresarios son astutos, deberían tomar nota; no solo por sus empleados, sino por el futuro de su negocio.

Philippe JiménezPhilippe Jiménez

Country Manager de Regus en España