El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados reiteró  su llamado a los gobiernos a crear un fondo especial para apoyar a los refugiados sirios y los países que los albergan.

António Guterres alertó durante una conferencia de prensa celebrada en Beirut que si los recursos no están disponibles inmediatamente, se podría denegar ayuda a las personas que se encuentran en extrema necesidad.

refugiados-siriosGuterres indicó que la brecha existente entre las necesidades y los recursos disponibles es cada vez mayor y aclaró que esas carencias no se pueden subsanar con los fondos disponibles para la ayuda humanitaria.

El Alto Comisionado especificó que se requieren 700 millones de dólares, de los cuales las organizaciones humanitarias han recibido solamente el 30% para cubrir las necesidades básicas de más de 1 millón de refugiados.

Guterres recalcó que el mundo es testigo de una tragedia humanitaria, al tiempo que la situación representa una amenaza para la paz y la seguridad internacional.

 

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) informó que sus operaciones de asistencia humanitaria a millones de sirios afectados por el conflicto en su país afronta una grave escasez de fondos.

La directora ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, se refirió a la situación de Siria como una crisis global que requiere respuestas globales para satisfacer las necesidades urgentes de esa población.

“Agradecemos las contribuciones generosas recibidas hasta ahora de unos 30 gobiernos donantes, pero las necesidades aumentan”, apuntó Cousin.

Advirtió que, a menos que se consigan más recursos, la agencia de la ONU no podrá concretar los planes de asistir a 2,5 millones de personas dentro de Siria y a más de un millón de refugiados en los países vecinos.

El PMA precisa urgentemente de 156 millones de dólares para continuar su labor este primer semestre del año.

El organismo empezó sus operaciones de emergencia en Siria en agosto de 2011 y ha distribuido hasta el momento más de 83.000 toneladas de alimentos en más de 400 puntos del país.

En los países vecinos, el PMA reparte cupones a los refugiados para que compren víveres y ayuden a impulsar la economía de las comunidades que los acogen.

 (fuente y foto: Naciones Unidas)