La Junta ha aprobado subvenciones destinadas a fomentar la igualdad de género en el empleo. Medidas de discriminación positiva, según ha señalado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Gil Rosiña, con las que se persigue avanzar en corresponsabilidad y en igualdad, reduciendo la tasa de paro de las mujeres (30% frente al 25% en los hombres) y eliminar así la brecha salarial, ya que los hombres cobran de media unos 6.000 euros anuales más que las mujeres.

Las ayudas se reparten en tres programas diferente; a promover la contratación indefinida de mujeres en empleos ocupados mayoritariamente por hombres; ayudas para la transformación de contratos indefinidos a tiempo parcial en indefinidos a tiempo completo, y un tercer programa de ayudas para contratar a mujeres de forma indefinida, mujeres en este caso, que lleven más de 24 meses desempleadas después del nacimiento y/o adopción de un hijo. El presupuesto destinado a estas subvenciones es de dos millones de euros.