Con el compromiso de reducir la pobreza a un digito hasta el 2020, el presidente Evo Morales asumió este jueves un nuevo mandato constitucional en sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa Plurinacional y ante la presencia de mandatarios y representantes diplomáticos de otros países.

Morales hizo una reminiscencia de la historia boliviana cuando el país soportó golpes de Estado militares para llegar a un sistema democrático social que le permite ahora encaminarse a un proceso de desarrollo.

MoralesDijo que Bolivia vivía de golpe en golpe y además era el último país en pobreza de América Latina y el Caribe eso caracterizó la situación política boliviana y ahora con nueve años continuos de gobierno se demuestra que se tiene y se convive en democracia con estabilidad política.

“Hasta el 2020 nos comprometemos a reducir la extrema pobreza al dígito uno a un 8 ó 9 por ciento, vamos a cumplir porque hemos aprendido en los 9 años de Presidente y Vicepresidente en el proceso de cambio, no es mucho problema”, sostuvo.

Además, acotó, que en los departamentos de Tarija, Oruro y Pando se dejará el 100 por ciento de cobertura en servicios básicos en el marco de la Agenda Patriótica sin esperar al bicentenario del 2025.

Añadió que en 2005 se dejó la administración gubernamental con 37.2 por ciento de extrema pobreza y ahora, al 2014, se redujo al 18.8 por ciento.

Respecto a la disminución de la desigualdad social indicó que en 2005 el 10 por ciento de los ricos o millonarios tenía 128 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre, pero ahora al 2013 esa diferencia se redujo 42 veces “ese es el socialismo comunitario que busca la igualdad entre bolivianos y bolivianas”, acotó.

Recordó que desde el 2005 entre elecciones y referéndum el Movimiento Al Socialismo (MAS) ganó más de siete veces; de éstas, cuatro veces con más de 60 por ciento y tres veces con más del 50 por ciento lo que nunca se vio desde la fundación de la República y para ello solo hay que revisar la historia y este hecho es la lucha del pueblo del boliviano.

“En corto tiempo hemos cambiado la situación social y económica del país aunque falta terminar y profundizar, algunas políticas”, agregó.