Los Estados miembros de la Unión Europea, las Agencias de la UE (CEPOL, EFE, la Comisión Europea, EMCDDA, Eurojust, Frontex y TISPOL), terceros países como Colombia, Noruega, Suiza y Turquía y organizaciones como la ATF y DEA estadounidense, INTERPOL y el Centro de Operaciones y Análisis Marítimo se unen una vez más junto a Europol en la denominada “Operación Ciconia Alba 2016”.

Esta operación desarrollará a lo largo de los próximos meses, una serie de acciones para luchar contra los grupos de crimen organizado involucrados en determinadas áreas criminales como la trata de seres humanos, las redes de inmigración irregular, la falsificación de bienes, el fraude contra la Hacienda Pública, el narcotráfico (drogas sintéticas, cocaína y heroína), el tráfico ilícito de armas y la ciberdelincuencia.

La operación “Ciconia Alba” no solo se centrará en las principales áreas e infraestructuras criminales en la Unión Europea, sino que irá más allá.

Para ello, oficiales de enlace de los Estados miembros de la UE en colaboración con otras agencias internacionales coordinarán el intercambio de información e inteligencia entre las autoridades nacionales responsables de sus cuerpos policiales -en España es el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO)- desde un centro de coordinación permanente ubicado en la sede de Europol, en La Haya (Holanda), que trabajará las 24 horas del día, los 7 días de la semana, junto con especialistas y analistas de Europol que proporcionarán apoyo desde la propia sede de Europol y también sobre el terreno.

Hay que señalar que la operación “Ciconia Alba” ya ha obtenido sus primeros resultados en el ámbito criminal internacional. En el marco de las prioridades del Ciclo Político de la UE dedicado a la “Trata de Seres Humanos” y “Lucha contra las Redes de la Inmigración Irregular”, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad participantes en esta operación llevaron a cabo recientemente un “Día de Acción Conjunto” (JADs) contra los grupos que tratan con seres humanos con fines de explotación laboral.

Como resultado de este “Día de Acción Conjunto” (JADs), fueron detenidas 47 personas y fueron identificadas y puestas en libertad 275 víctimas de explotación laboral.

En este operativo conjunto, un total de 6.709 personas, 4.156 vehículos y 2.271 empresas fueron controladas en varios puntos geográficos claves como aeropuertos, puntos fronterizos, etc., donde la posibilidad de identificar a potenciales víctimas de trata de seres humanos así como de detener a traficantes de personas e inmigrantes irregulares era alta.