Así dijo Todd Crawford, meteorólogo jefe de The Weather Company.