La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este miércoles, tiempo estable en la mayor parte de España, que coincidirá con el inicio de una ola de calor que dejará temperaturas significativamente altas en buena parte del interior peninsular y que subirán de manera más notable en el norte y oeste.

Una treintena de provincias están en riesgo por viento, olas y altas temperaturas, que podrán llegar hasta los 42 grados.

En concreto, las provincias en riesgo amarillo por altas temperaturas son Almería, Cádiz, Granada, Huesca, Teruel, Zaragoza, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona, Navarra, Mallorca y Ibiza y Formentera, que ascenderán a riesgo importante en Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla, Madrid, Badajoz, Toledo y Cáceres. Mientras, en riesgo amarillo por olas y viento estará Cádiz.

Este miércoles se esperan cielos nubosos en el Cantábrico, con posibilidad de lloviznas ocasionales por la mañana, sin descartarlas tampoco en el norte de Galicia, alto Ebro y norte de Navarra y por la tarde, la nubosidad tenderá a disiparse. En el resto del país, se espera tiempo seco y estable con cielos poco nubosos o despejados.

Por otro lado, las temperaturas diurnas irán en aumento en la mitad oeste, norte y centro peninsular, localmente notable en el extremo oeste y sin cambios en el resto de la Península. Además, las temperaturas superarán los 35-36 grados en la meseta Sur, interior de Andalucía y valle del Ebro, pudiendo alcanzar los 40 grados en los valles del Guadiana y Guadalquivir.

Además, se prevé viento de levante en Alborán, arreciando a fuerte en el Estrecho y régimen de alisios en Canarias, con intervalos fuertes. Vientos del norte o nordeste en Galicia, Cantábrico y alto Ebro, sureste en la mitad sur peninsular y componente este en el sur del área mediterránea, con predominio de vientos flojos en el resto del país.